Escuela Internacional de Pastelería de Barcelona

Un día en la Escuela de Pastelería

El día en la Escuela empieza a las 8h00.

Los que llegan 10-15 minutos antes, en la época de otoño-invierno pueden parar unos minutos en silencio para disfrutar de las vistas del amanecer en la ciudad de Barcelona desde la terraza de la Escuela.

Los estudiantes llegan, se cambian en los vestuarios, ponen sus chaquetillas y delantales y pasan directamente al Obrador.. Empezamos el trabajo.

El Chef-Profesor del curso reparte las tareas. Aquí trabajamos como si fuera un obrador de pastelería de verdad. Todos tenemos el mismo objetivo: preparar las elaboraciones para el día final de curso, el viernes, día de la presentación.

Aquí no hay tiempo para las charlas, para las fotos, para el móvil… Aquí las manos y el trabajo de cada uno cuentan y son importantes.

Los primeros días de la semana los dedicamos a las elaboraciones más sencillas: bizcochos, masas, cremas, gelificados… Poco a poco empezando a montar nuestros primeros pasteles y partas.
Antes de cada “modulo” paramos para una explicación teórica:

– Como mezclar un bizcocho? Cuando, como y por qué añado la mantequilla? Que sucede, si lo hago en otro orden?
– Por qué monta la nata o clara de huevo? Hasta que punto? A que velocidad y por qué?
– La gelatina: el polvo o en hojas? De que depende?
– Como conseguir una perfecta emulsión? Y que es una emulsión?

Tocamos tanto los temas más sencillos y básicos como los temas más avanzados, complicados, siempre intentando profundizar a lo máximo los conocimientos de los estudiantes.

Sujetar la mano del alumno cuando está mezclando una mousse de la forma incorrecta, enseñar, cual tiene que ser el movimiento, volver a repetir tantas veces cuantas hagan falta para que salga bien… Todo eso forma parte de nuestro día a día.

A las 10h00 paramos para un café rápido. Siempre intentamos que nuestros alumnos prueben las elaboraciones de la Escuela: los bombones, la bollería, etc.

En este momento los alumnos suelen salir al jardín de la Escuela a respirar un poco, a tomar el sol, y en la época de verano algunos incluso llegan a bañarse en la piscina 5 minutos 😉

A las 13h00 todos juntos paramos para comer. Comemos en una mesa grande, disfrutando del menú gourmet, diseñado e ideado por el personal de la Escuela y elaborado por nuestra May, que nos cuida día a día.

Por supuesto, contamos con el pan y los postres, elaborados en la Escuela por el personal del Obrador y por los estudiantes de los grupos anteriores.

A las 14h00 volvemos al trabajo en el Obrador, hasta 16h15-16h30, dependiendo de las tareas pendientes.

A las 16h30 el Personal de la Escuela prepara a los alumnos una merienda, con café, té y las elaboraciones que no se tocan en el curso, para que ellos puedan ver y probar cosas nuevas y compartir las ideas con los compañeros.

Después de terminar las clases los estudiantes tienen el tiempo libre en la Escuela para poder visitar la Tienda de Material Profesional, para descansar, repasar los apuntes, leer en la biblioteca, respirar en el jardín o bañarse en la piscina.

La Escuela cierra sus puertas a las 19h00 para volver a preparar todo para el día siguiente.

Pin It on Pinterest

Share This

Compártelo

¡Compártelo con tus amigos!